18 mayo, 2006

18 de mayo de 2006

Ideas interesantes de los colegios canadienses.

Estoy llegando del colegio de las niñitas. Al principio del año, tuvimos cada uno, una reunión con la maestra de su hijo, pero ahora fue diferente.
Hoy era el “Student-led conference”. Es como las reuniones que uno tiene con la maestra, solo que en este caso, es el niño quien se entrevista con sus padres acerca de su desempeño escolar.
El asunto lo empiezan a organizar como dos semanas antes. Cada niño, escoge un trabajo de cada materia que el considere importante por alguna razón. Luego, cada uno llena un formulario en el que describen sus fortalezas y retos como estudiante y sus metas y planes para lograr esas metas. Con todo eso, hacen una carpeta.
El día de la reunión, cada niño busca a sus padres en la recepción y los lleva a su salón. Allí tienen toda una rutina: Primero, los llevan a saludar a la maestra. Luego se sientan en su escritorio con sus padres y les enseñan su carpeta. Revisan y discuten cada trabajo. Clari, por ejemplo, escogió en matemáticas, un trabajo sobre los números romanos. Me dijo que lo había escogido porque al principio le había parecido muy difícil, pero después de practicar mucho, ahora le parecía facilito y eso le demostraba que ella podía aprender cualquier cosa. Después les leen a sus padres su reflexión sobre fortalezas, debilidades y metas y los padres conversan sobre esto con su hijo. Al final, llevan a sus padres a un tour guiado por su salón y carteleras importantes del colegio y luego lo llevan a la recepción donde hay galleticas y café.
Todo el proceso dura una media hora, y la mitad del salón lo hace simultáneamente. Luego, le toca a la otra mitad.
De verdad me impresiono esta conferencia, porque los niños se ven forzados a reflexionar acerca de su rendimiento en el colegio, asumen una gran responsabilidad ante sus estudios y se comprometen consigo mismos a mejorar de maneras muy concretas.

Otro mecanismo que me encanta, es el que usan para enseñar a los niños a usar su agenda. Cada día al llegar, encuentran escritas en el pizarrón, las cosas que deben copiar en su agenda. La lista incluye tareas, fechas especiales, recordatorios de cualquier tipo, circulares, etc.
Lo primero que hacen los niños, después de saludarse, es copiar esto en su agenda, y lo hacen con un timer que la maestra pone. El reto es copiarlo antes de que suene la alarma. Después, cada uno pone su agenda en el escritorio de la maestra que durante el día, la revisa y la firma. A su vez, las mamás (o papás) la firman cada día en la casa.
De verdad que ya a estas alturas del año, tanto Cali como Fer, usan su agenda como unas ejecutivas. Es lo primero que revisan al llegar a la casa y la consultan para todo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home