15 enero, 2006

9 de noviembre de 2005

Shock cultural

Para ilustrarles un poco la vida en Montreal.
La otra noche, los niñitos y yo, salimos a cenar. Cuando nos íbamos a montar en el carro, vemos que acaba de haber un choque y está llegando un camión gigantesco de bomberos. Nos quedamos viendo y nos fijamos que los conductores están bien y conversando afuera de sus carros. En eso se bajan varios bomberos,y uno de ellos (2 metros y músculos por todos lados) ,abre una puertica del camión y saca una pala y una escoba y empieza a barrer los vidrios...
Anoche tuve la primera entrega de boleta de Nacho y Santi, con la respectiva reunión con los profesores. A uno lo citan a las 8 de la noche y al entrar, le dan la boleta de su hijo. Luego, uno entra en el comedor, y ahi están todos los profesores sentados cada uno en una mesa con una fila de sillas adelante y uno hace la cola, sentado en una silla y cambiando para la próxima de adelante cuando la cola camina, hasta que le toca el turno. En la boleta dice el nombre del profesor de cada materia, y uno se reune con los que quiera, o con todos, o con ninguno. Para mi fue un poco misteriosa la situación, y la verdad es que no estoy muy segura de lo que me dijeron, porque yo les hablaba en inglés y ellos me contestaban en francés. Salí toda contenta, pero ahora me pregunto si habré inventado la mitad de las cosas que supuestamente me dijeron. En fin, los niñitos están muy aliviados con mi reacción a sus boletas y me preguntaban una y otra vez si tal profesor de verdad había dicho tal o cual cosa de ellos.
Estrenaron Chicken Little (película para ninos) el viernes pasado. Yo quería llevar a las niñitas a la funcion de las 7 de la noche, así que llame a Dani para que me acompañara a comprar las entradas al mediodía. Ella no entendía mi afán de ir tan temprano y yo pensaba que seguro que las pobres Torito jamas habían ido a un estreno... Cuando llegamos a ver la película, éramos como 40 en una sala como para 200 personas! Lo más insólito, es que el lunes, los periódicos hablaban de que había sido la pelicula más taquillera del fin de semana.
Fui a llevar el carro a hacerse el servicio. Le pregunté a la persona que me atendió, donde podía encontrar un taxi. Después de explicarme, me preguntó si había alguna razón por la que no quisiera usar su servicio de Limosina!!! Resulta que aquí lo normal es que los talleres le prestan ese servicio gratis a sus clientes. Los llevan a sus casas en una minivan que ellos llaman limosina. Y si mandas a arreglar el celular, te prestan uno con tu propio número, mientras reparan el tuyo.
Me suscribí al periódico y el segundo día, estaba lloviendo y el periódico me llegó mojado. Llamé a reclamar y en menos de media hora, me trajeron otro ejemplar!!
Cultural shock, supongo...
Ana


Respuestas

Pensé que ya no ibas a contarnos más nada. Extrañaba tus cuentos. Mándale un beso a mi ahijada. Y a todos los demás, claro.
Besos, Leyla

Ana:

De verdad que da hasta lástima que tengas que vivir en un país tan organizado, jajajajaja....

El shock cultural lo vivirás el día que regreses a nuestro país.

Me pareció bien curiosa la experiencia de entrega de calificaciones, asumo que por esa razón tu cita era a las 8:00 de la noche, habría que ver hasta que hora están los profesores allí esperando por los representantes.

Envíale saludos a los muchachos.

Marco T.

Hola Ana T.
Increíble todo lo que cuentas de como son las cosas en Montreal. Eso es un país donde es agradable vivir porque se ocupan con responsabilidad de todo. Aquí es todo lo contrario y nosotros estamos tan acostumbrados a lidiar con lo malo y lo mediocre que ya nos parece bien, es otra calidad de vida.
Así es en Barcelona, super la calidad de vida que están viviendo esos catalanes Nuñez por allá. Allá se cayó un árbol en la acera de enfrente y no había pasado ni media hora cuando estaba ya una cuadrilla de hombres cortando el árbol en pedazos y otro camión llegó al momento para llevárselo. Igualito que aquí, que pobre pais.
Ya sé que mañana vas a estar en NY con tu flaco, le mando con él una tarjeta de cumpleaños para Nacho con unos $ para que los gaste con sus amigos en nombre de Abito y Abita. Besos para todos y reciban también mi sentido pésame por tu primo. Pobrecito tu tío Luis con tantas penas juntas. Debe estarlo pasando mal. Pimpa desde el cielo lo estará consolando.
Abita


Lamento no haber podido responder a tu mail sobre el shock cultural antes. De verdad es divertido. Tienes buena pluma, deberías escribir más. Sé que todo el mundo te lo dice pero tú no haces caso...
El rollo es que he andado medio acontecido estas últimas dos semanas. Sin máquina, para empezar. La laptop se me dañó y me la entregaron hace unos tres días. Luego me quedé sin trabajo el primero de noviembre (lo que en el fondo fue una bendición, porque no estaba a gusto). Por eso no he llamado a Pedro, porque cambié las clases de italiano para martes y jueves en la mañana... aunque a lo mejor un sábado de esto me le aparezco... Con todo el lío, he andado un pelo distraído, pero bueno, más vale tarde que nunca a la hora de responder. Me voy el 11
de diciembre para Washington, y me quedo allá hasta el 17 de enero. Navidades blancas y en familia, je je je...
Recibe un besote
Andrés


Ana:
Hoy fuí a tu casa y estaba igualita que siempre, pero taaaan vacía que daba frío. Cuando entré traté de imaginar que era una mañana cualquiera, con el silencio normal de las horas en que los niñitos están en el colegio, pero no, era como un silencio más intenso... Me quedé frente a la escalera esperando verte bajar con esos andares tan tuyos, pero nada... ni siquiera oí tus pasos en los escalones de madera, ni la habitual voz de "ESTOY ARRIIIIIIIIBA!!"... Vicenta casi me llora, que el edificio no parece el mismo, qué le hacen tanta falta. Janet casi se me tira a los brazos, y se reía de alegría.
Me llevé las botas. Un millón por las revistas. Las he ojeado en la cola y me ha dado ganas de hacer algo, lo malo es que con Eugenia bajo el mismo techo es prácticamente imposible hacer nada. Es una especie combinación del dragón de Comodo y el huracán Katrina. No deja títere con cabeza, y además es veloz como el rayo. O yo soy más lenta que Obdulia, no sé. Obdulia se fue el miércoles pasado para Colombia, y la monstruica esta se destapó, o más bien es que yo descubrí como es que era la vaina... No sé si lograré domarla de aquí a Vermont, pero espero por lo menos estar más acostumbrada.
La semana pasada empecé a escribirte un larga reflexión "Sobre el servicio doméstico", pero luego pensé que si no te parecía recochineo seguro te íba a parecer irrelevante, así que lo dejé de ese tamaño. Cuando nos veamos te pongo al día de ese tan poco interesante tema. Como resumen sólo la siguiente conclusión: estoy bajo cero de la escala de atractivo laboral, o lo que es lo mismo, sólo alguna muy desesperada quiere trabajar aquí. La parte buena es que las que se arriesgan y le echan bolas suelen resultar buenas.
Bueno, te mando esto ya y otro rato sigo. Escribe tu también.
Mireia


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home